El ministro de Educación y Ciencias, Eduardo Petta, respondió los cuestionamientos hacia su gestión excusando que no tiene la culpa de que la pandemia haya llegado al país. En este caso, las críticas se dieron por parte de padres y alumnos que están disconformes con las evaluaciones virtuales que se darán este año.

“La pandemia no es culpa mía, partiendo de esa base hay consideración. Porque si vos tenés una plataforma que a los 4 días hiciste que sí funcionó, tenés entre las 10 plataformas del país (…) 20 millones de bajadas de todo el contenido pedagógico”, dijo en entrevista a la 1020 AM.

Asimismo, el titular de la cartera del Estado comentó que están trabajando en los distintos procesos para mejorar la educación, y que pese a que aún “faltan, pero faltan menos que antes”, según manifestó. Con respecto tanto a la plataforma como a la estrategia que será utilizada para la evaluación de los alumnos, mencionó que son similares a los utilizados en Europa y en toda la región.

“En el mes todavía no hay algo donde vos copiás y pegás, teníamos que construir todas las clases para 80.000 docentes, les teníamos que hacer un video y les hacíamos un audio en una plataforma donde el docente baja y envía. Ese tipo de plataforma y estrategia se hizo en Europa, se hizo en toda América Latina”, explicó Petta.

Escuelas abandonadas

Por otra parte, se refirió a los cuestionamientos sobre las escuelas que se encuentran en estado de deterioro y abandono, en su gran mayoría, y en este caso nuevamente, antes que hacer un mea culpa, se excusó diciendo que el “paraguayo” no sabe hacer un proceso, refiriéndose a todo los pasos que se deben realizar para la construcción o reparación de un edificio educativo.

“Lo que pasa es que los paraguayos no sabemos hacer proceso. El tema es que somos resultadistas, no podemos hacer procesos y para construir una escuela tenés que ir, identificar, enviar todo un equipo que va y hace todo el relevamiento, ver si las bases están bien como para reparar esa rajadura o tumbar todo y hacer una nueva”, sentenció.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter