Vecinos del penal de Tacumbú denunciaron un supuesto amotinamiento y quema de colchones. La ministra de Justicia Cecilia Pérez desmintió las versiones y dijo que sólo era basura la que se estaba quemando.

“Se quemó basura, no colchones. ​Eso es lo que pasa cuando no hay una buena comunicación”, dijo Pérez a Radio Universo.

La ministra de justicia desmintió que se haya producido un motín. “Hay un historial que aclarar. Cuando ocurrió la manifestación de internos por las visitas, los encargados de pabellones nos dijeron que querían visitas íntimas”, recordó.

Sin embargo, la revuelta de los presos tiene que ver con la exigencia de estos de la visita de sus familiares, un privilegio restringido por causa del coronavirus.

Pérez protestó que haya líderes negativos dentro de las cárceles y reiteró que están pasando en limpio el protocolo de sanidad para permitir el ingreso de visitantes.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter