La Fiscalía anunció que procesará por simulación de hecho punible a una joven de 18 años, quien denunció que fue raptada, violada y asaltada este martes. Sin embargo, todo este relato sería un invento que creó para engañar a su esposo.

La fiscala Carolina Rosa Gadea dijo que la denuncia de una mujer que dijo ser raptada, violada y asaltada dio un giro inesperado, ya que todo resultó ser una mentira. A raíz de esto, imputará a esta persona por simulación de hecho punible.

Según la fiscala en el transcurso de la mañana quedó descartada la versión de la mujer. Los trabajos investigativos no pudieron comprobar ningún punto de su denuncia, informó NPY.

La primera versión que dio la joven fue que se encontraba en la Terminal de Ómnibus Urbano, ubicada sobre Monseñor Rodríguez y al cruzar la ruta PY02 se le acercó hacia atrás un hombre, la tomó del cabello y la obligó a subirse a un automóvil de color negro con vidrios polarizados, donde fue abusada sexualmente por uno de sus atacantes.

Ella habría montado esta mentira para no ser descubierta por su esposo, ya que había tenido un encuentro sexual con otra persona, al cual había accedido por necesidad, manifestó a la representante del Ministerio Público.

Nota relacionada: Mujer denuncia que fue raptada y abusada en Ciudad del Este

Según la Fiscalía, ella concretó la cita desde una página de servicios sexuales de las redes sociales y cobró una suma de dinero. El encuentro se realizó en la ciudad de Foz de Yguazú y a su regreso a Paraguay la persona con la que estuvo, le alcanzó en el Puente de la Amistad y le despojó de la suma de dinero que había cobrado.

De acuerdo con los datos, la joven tuvo que inventar esa historia, ya que en todo ese tiempo ella estaba siendo buscada por el marido, con llamadas telefónicas y mensajes que no eran respondidos. Por esa razón, habló de que fue tomada a la fuerza, alzada en un automóvil por dos hombres, sometida sexualmente y luego abandonada.

Sin embargo, esta versión no se constató con las cámaras de seguridad ni las versiones de testigos que pudieron estar en el lugar señalado por la joven, donde supuestamente ocurrió el hecho.

«Empezó a caer en varias contradicciones, por lo que le dije que me diga la verdad», mencionó Gadea.

«Ella manifestó que era la primera vez, esto lo realizó por una única vez y que fue por necesidad, contó que su relato fue para poder zafar de su marido. La joven es madre de una niña de 11 meses», relató la fiscala.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter