González manifestó que estaba muy contento al momento de ir hasta el estadio Río Parapití por primera vez, sin embargo, no lo alegró el hecho de que solo vio siete minutos del juego.

Su máximo anhelo era gritar un gol de Roque Santa Cruz, pero esas esperanzas fueron acribilladas en la jornada. «Lo veo siempre en la tele».

«No entiendo por qué ocurrió (el desman). Vimos a gente corriendo y esperábamos a que el partido vuelva a jugarse. Al final, después suspendieron», acotó para Noticias Paraguay.

El representante de futbolistas, Regis Marques, anunció a la familia que los ayudará trasladando al abuelo a un partido de fútbol de Olimpia en Paraguay. Él se encargará de costear el pasaje, la estadía y el hospedaje.

Por su parte, otras personas también expresaron sus intenciones de ayudar al fanático.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter