El sacerdote ya fue imputado por coacción sexual por la fiscal Luciana Ramos tras recibir la denuncia de una joven perteneciente de la Pastoral Juvenil de Limpio. Olmedo se presentó esta mañana al Juzgado de Limpio para la audiencia de imposición de medidas y se abstuvo de declarar.

La víctima de acoso había manifestado en su denuncia en la fiscalía de Limpio que inicialmente el padre Olmedo le manifestaba su interés por ella con palabras, y considerando esa situación trató de evitar estar cerca de él, pero el 21 de setiembre del año pasado el clérigo aprovechó que se encontraba sola en la secretaría parroquial para manosearla en la espalda y el pecho.

El expárroco de Limpio fue imputado el 28 de diciembre último por la fiscala Luciana Ramos por hecho punible contra la autonomía sexual, coacción sexual y violación. El abogado Luis Barrios Bazán, que representa al religioso, presentó un pedido de nulidad del expediente ante la jueza Elsa Idoyaga y la magistrada rechazó su solicitud.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter