Nuevamente, el taxista Feliciano Morales intentó quitarse la vida en una institución, al igual que años anteriores en la Cámara de Diputados y en la Municipalidad de Asunción. En esta oportunidad, el hombre se presentó en el Ministerio Público, pidiendo hablar con la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez y con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Ante esto, Abdo apareció en la Fiscalía y conversó con él, evitando así que se tire del cuarto piso del edificio. “Tranquilo chamigo, vine a escucharte, no hagas nada indebido. Te vamos a ayudar y dar solución a tu situación. Eju épe”, le dijo el jefe de Estado.

Una vez asegurada la condición del señor, Marito lo abrazó y le dio a entender que todo estaría bien. Además, ordenó a sus colaboradores tomar el caso.

Cabe mencionar que los años anteriores como en el 2012, 2015 y 2019, el hombre reiteraba su pedido de devolución de su parada y el pago de una pensión graciable. Además, el taxista habría perdido el habla y la audición, tras recibir un disparo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter