Don Canuto aún está lucido a pesar del un siglo y un año de existencia, quien nació el 19 de enero de 1916. Con su corta edad de 15 años empuñó las armas vistiendo el glorioso verde olivo del ejército paraguayo,  para hacer frente a los bolivianos ante la intención de apoderarse del Chaco Boreal.

La señora Estela Candía de Duarte, quien fuera secretaría had honorem por más 30 años, guiando y sirviendo a los más 474 ex combatientes sobrevivientes de esa cruenta guerra del año 1932 al 35, dijo emocionada que fue un honor servir por tres décadas a los héroes sanjosianos quienes en época de su vida dorada en los hinóspito de la región Occidental empuñaron las armas con patriotismo en defensa de la heredad mancillada.

Este roble paraguayo estuvo como combatiente  en el Regimiento  Infantería  R. I. 2 Ytororo, empuñando el fusil Punto 30, incluso con hambre y sed, quienes llegaron hasta Ingavi al mando del mayor de Infantería de apellido Barrios.

“La paz que hoy goza la nueva generación de paraguayos”, debe de ser valorada con creces, dijo el longevo ex combatiente de la Guerra contra los bolivianos.

Trabajar con patriotismo y honestidad  debe ser el gran compromiso de las nuevas generaciones de compatriotas, como un elevado orgullo de paraguayidad para engrandecer a nuestra nación, indicó emocionado, que ayer se celebró 82 años del armisticio del Chaco.

Don Canuto estuvo rodeado de sus 8 hijos, 21 nietos,  9 bisnietos, 4 tataranietos. A esto se sumó los amigos, vecinos, y amigos quienes llegaron para saludarles por esta fecha tan significativa en la historia de la nación paraguaya.

(Fotos). Don Canuto González, último sobreviviente de los 474 ex combatientes sanjosianos que volvieron con vida terminada la Guerra del Chaco.

(Por: Néstor Ojeda Mendoza)

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter