La niña ya no quería volver con su familia. El hombre la amenazaba y le daba dinero para guardar silencio.

La misma alegría de siempre ya no se veía reflejada en la cara de la pequeña de 8 años, empezó a mostrar comportamientos diferentes, lo que llamó la atención de su profe, quien le preguntó qué estaba pasando. Tras la insistencia del docente, la niña entró en confianza y relató que la pareja de su hermana abusaba de ella.
Ocurrió en una institución educativa de Caaguazú. Los docentes activaron el protocolo y comunicaron ayer en la Unidad Especializada de la Fiscalía.
Según la denuncia, la menor comentó que hace aproximadamente 8 meses, su madre, la víctima y su hermana, que también tiene una hija de tres años, se habían mudado desde el departamento del Alto Paraná a la ciudad de Caaguazú, porque supuestamente la pareja de su abuela la sometía sexualmente.
Una vez instaladas en Caaguazú, la familia vivió con la hermana mayor en un inquilinato. Ella tenía una nueva pareja, quien desde hace un tiempo, aprovechaba la ocasión cuando la madre de la niña iba a trabajar, él se quedaba y aparentemente la sometía sexualmente a escondidas de su hermana mayor.
La víctima relató que se mantenía en silencio porque el hombre es muy violento y vla mantenía bajo amenazas. Además, refirió que le daba dinero para no contar lo que estaba ocurriendo.
De acuerdo a la denuncia, la niña contó que estaba triste y ya no quería volver con su familia. La fiscalía dispuso la detención del hombre.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter