Según la denuncia realizada por vecinos de la zona de Calle Itacurubi de Coronel Oviedo en el se registra contaminación por la basura patológica que se arroja en el lugar.

La empresa encargada de los residuos  PROREPAT es propiedad del Dr. Alder Mendoza quien fue denunciado hace varios años atrás por la muerte de una paciente.

La denuncia realizada por vecinos indica que semanalmente se queman los desechos en una fosa y genera un olor desagradable que se extiende por unos 300 metros,  manifiestan que genera la contaminación de un cause hídrico y un arroyito que se encuentra en la zona

Manifiestan que ya realizaron la denuncia ante la oficina del Medio Ambiente del Ministerio Público pero no han hecho nada al respecto.