ITAGUÁ. Las 52 camas del Hospital Nacional para internar a pacientes con covid-19 se encuentran llenas, así como las 24 de la terapia polivalente y las nueve camas de reanimación, que sirven de terapia intermedia. La Urgencia también está saturada de pacientes con accidente cerebro vascular, traumatizados y otros.

“Nos llueven pedidos de camas de terapia y no hay ni para covid ni polivalente. La última cama que teníamos ocupó un muchachito de 17 años que necesidad de cirugía de urgencia por traumatismo de cráneo y dio positivo al test.”, acotó la doctora Yolanda González, directora del Hospital Nacional. Ante esto dijo que el Ministerio de Salud ya empezó a derivar pacienetes al sector privado.
El Hospital Nacional ni tan siquiera tiene una cama libre para internar a sus pacientes de Urgencias. Señaló que en la cuarentena no hubo esta explosión de casos de enfermedades, como la cerebrovascular, que dijo puede deberse al calor sumado a que mucha gente no se apega hábitos saludables de vida como cuidar su dieta así como probablemente tampoco toma en tiempo y forma su medicación para la hipertensión y otros.
Respecto a los pedidos que llueven dijo que son del Chaco, de Cordillera y de Central. Afirmó que está llegando el momento que no se quería, y un grupo de personas sigue sin colaborar por su bien propio y de su familia, pero lo bueno es que no hay tanta mortalidad como se
tiene en otros países, por lo que instó a la gente a utilizar la mascarilla, al lavado frecuente de manos, a no aglomerarse ni compartir utensilios.
Acotó que la mascarilla sí funciona, porque si no ella ya se hubiera contagiado puesto que personas con quienes convive laboralmente en el hospital dieron positivo, mientras ella hasta el momento no. Recordó que aunque uno se contagie utilizándolo la carga viral es menor y por tanto uno tiene más chances de ganarle al virus

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter