En los Estados Unidos,  tigres, hurones, monos y osos están recibiendo dosis de una vacuna experimental, autorizada por el Gobierno del país, para protegerlos del SARS-CoV-2.

La vacuna recibió la aprobación para uso exclusivo de prueba del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). La vacuna se administrará en numerosas especies, principalmente zoológicos, y no está prevista su autorización de uso en perros y gatos.

El primer centro en comenzar la administración ha sido el zoológico de Oakland (California),  que a diferencia de otras instalaciones estadounidenses no tuvo casos de infecciones por el virus en animales durante la pandemia. “Comenzamos con dos de nuestros hermosos tigres ancianos, pero se inmunizarán plantígrados, grandes felinos y hurones”, apuntan desde el zoológico. La administración de la vacuna “significa mucha más seguridad para nuestros animales“, añaden.

El zoológico de Oakland no ha tenido casos de animales infectados con SARS-CoV-2, pero la instalación ha tomado precauciones al respecto, requiriendo que el personal se distancie de los animales y la obligatoriedad del uso de equipos de protección.

Los grandes simios comparten el 98 % de su ADN con los humanos y son especialmente susceptibles, al igual que los felinos. Los casos confirmados de coronavirus incluyen gorilas, tigres y leones en zoológicos, y perros y gatos domésticos”, explican desde el zoológico.

No obstante, existen opiniones contrarias que sugieren que la vacunación de estos animales no es necesaria y la prevención puede abordarse desde otras perspectivas. En este sentido, Dorothee Bienzle, de la Universidad de Guelph, en Ontario, no apoya la vacunación animal, y explica que “la transmisión humana del virus puede prevenirse espaciando y usando máscaras“.

VACUNA RUSA PARA MASCOTAS

A propósito de la vacunación animal frente al coronavirus, como en su día adelantábamos, Rusia ha desarrollado una vacuna para tal fin. El fármaco, desarrollado por el Centro Federal para la Protección de la Salud Animal, denominado CarniVacCov, está destinado a prevenir la COVID-19 en animales que se crían para el uso de su piel, así como en perros y gatos.

Por su parte, y a este respecto, los asesores científicos y de salud de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) consideran que actualmente no hay evidencia de que las mascotas desempeñen un papel importante en la propagación del virus a las personasy el riesgo de que las mascotas propaguen COVID-19 a las personas es bajo. Por ello, explican que la vacunación de perros y gatos no es una necesidad actualmente

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter