Ayer, la líder del EPP Carmen Villalba pudo despedir a su hermano abatido, pese a estar tras las rejas en el Buen Pastor. Mientras tanto, doña Obdulia Florenciano ya lleva más de ocho años sin saber nada de su hijo, el policía secuestrado Edelio Morínigo. “No sé por qué las autoridades le dan ese privilegio”, lamentó.

Son tres los hombres que siguen con paradero desconocido desde que fueron secuestrados por el grupo criminal autodenominado EPP. es el que lleva más tiempo en cautiverio: 8 años y 4 meses. Esta mañana, su madre Obdulia Florenciano, habló sobre ingreso del feretro del lider epepista Osvaldo Villalba al Penal del Buen Pastor  para ser despedido por su hermana Carmen Villalba.

“No sé ni cómo voy a decir las cosas, ni qué pensar. Una cosa muy lamentable lo que ocurrió”, expresó.
Doña Obdulia cuestionó que una criminal sindicada como líder de un grupo terrorista y cerebro de secuestros acceda a un “privilegio” como ese. “No sé por qué las autoridades le dan tantos privilegios, ni por qué le tienen tanto miedo a esa señora. Está en la cárcel pero ella maneja todo”, enfatizó para ABC Color.

La madre del suboficial de la Policía lamentó que ella ya lleve tantos años sin siquiera tener un dato con respecto al paradero de su hijo.

“Hasta ahora no tenemos ninguna información, al igual que las familias de los otros secuestrados… Pero mientras, la familia de un feroz delincuente como Osvaldo Villalba tiene el privilegio de verle por más que está en la cárcel”, comparó.
Al igual que doña Obdulia, los familiares de las demás personas secuestradas por el EPP ya desde ayer lamentaron lo ocurrido y cuestionaron con firmeza las acciones del Gobierno.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter