El presidente de la República, Mario Abdo Benitez, sostuvo que el ex mandatario Horacio Cartes irá por su cabeza si gana la presidencia Santiago Peña y que lo menos que quiere ese grupo es hacerle un juicio político. Fue durante una entrevista exclusiva el domingo por Telefuturo.

“Lo mínimo que ellos (cartistas) quieren es el juicio político para sacarme a mí del medio, lo menos que quiere ese grupo es eso, pero tengo confianza en Hugo Velázquez, no creo que él se preste”, manifestó el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

El mandatario participó del programa Políticamente Yncorrecto, que se emite por Telefuturo, donde aseguró que no cree que gane el precandidato para la presidencia por el Partido Colorado, Santiago Peña, pero que en caso de hacerlo, Horacio Cartes irá por su cabeza.

“En cualquier momento, si ellos (hoy) tienen el control de la Fiscalía. En cualquier momento pueden instrumentar la Fiscalía para cualquier tipo persecución a cualquiera o negociar impunidad”, remarcó el presidente de la República.

Remarcó elementos que demuestran la vinculación de la titular del Ministerio Público con Cartes, entre ellos, que la hermana de la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez fue ministra Anticorrupción del gobierno anterior, mientras que su hermano, Domingo Quiñónez, es precandidato a presidente de seccional por Honor Colorado. “En una democracia relativamente seria, esto debería haber sido interpelado fuertemente por la ciudadanía”, dijo.

También recordó que el actual fiscal Antisecuestro, Lorenzo Lezcano, a quien se le atribuye no haber actuado en tiempo y forma en el caso del supuesto narco prófugo Sebastián Marset y figura relevante en el Ministerio Público, fue secretario de Inteligencia y ministro del Interior de Horacio Cartes.

Mario Abdo también señaló que en la noche en que no se alcanzaron los votos para el juicio político a Sandra Quiñónez estaban todos los diputados de Honor Colorado brindando con champagne. “Qué legitimidad puede tener”, expresó.

Descarta un «abrazo republicano»

Abdo Benítez sostuvo que su equipo político le pidió que se candidate para hacerle frente al ex presidente Horacio Cartes, quien busca llegar a la presidencia del Partido Colorado.

El mandatario señaló que busca hacerle frente a un proyecto que puede generar un acaparamiento de las instituciones, una subordinación de los poderes, ya que sostiene que el proyecto Cartes es más económico que político.

En ese sentido, manifestó que pretende evitar que Cartes consolide el control del Partido Colorado y a través de él retome el control del país, lo que considera «hará un enorme daño».

“El grupo económico utiliza al Partido Colorado para consolidar su poder. Un grupo económico que vive del no funcionamiento democrático, porque la Policía Nacional no debe mirar el contrabando”, aseveró.

También criticó la acumulación del poder de dicho sector económico, ya que sostiene que utiliza la política para beneficios económicos y de dudoso origen, que permea todas las instituciones.

“Que paga o se dice (que paga), porque no tengo pruebas, a diputados, con eso controla la Fiscalía, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, el Partido Colorado y está en todos los negocios estratégicos del Estado”, expresó Abdo Benítez.

El titular del Ejecutivo reiteró que no tiene pruebas, pero que está «segurísimo» de que Cartes está pagando USD 10.000 mensuales a más de 50 diputados.

«Yo no sé si hoy es rentable siquiera electoralmente un abrazo republicano. Yo no me voy a abrazar con ellos», sentenció. Abdo Benítez aseguró que el ganador de las internas será Arnoldo Wiens y no Santiago Peña.

La fiscalía

Finalmente, adelantó que dejará un o una fiscal general del Estado «totalmente independiente», tras las duras críticas a la actual, Sandra Quiñónez, a quien acusan de defender al sector cartista.

En ese sentido, mencionó a Carlos Arregui, actual ministro de la Seprelad, como un candidato potable para ocupar la titularidad del Ministerio Público, así como a Cecilia Pérez, ministra asesora de Asuntos de Seguridad de la Presidencia.

También cree que la llanura del Partido Colorado se interrumpió con el dinero de Cartes, ya que (al estar en la llanura) se debía reconstruir la confianza con la ciudadanía e iniciar un proceso de renovación de las figuras partidarias.

«Creí que era un proyecto (el de Cartes) donde se iba a buscar la redención de una persona, muchos le creímos que quería transformar, pero la realidad nos mostró algo totalmente diferente», sentenció.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter