Junto a su nieta, Claudia González y otros pequeños, don Federico acudió desde Pedro Juan Caballero hasta la Villa Olimpia en Fernando de la Mora donde practica el equipo.
Allí lo recibieron todos los jugadores donde lo abrazaron y expresaron su felicidad de verlo al fanático. Imaginate la emoción de don Federico al abrazar a su ídolo, Roque Santa Cruz.
La nieta entre bromas manifestó que se topetaron con un grave problema: ¿Cómo sacamos al abuelo de acá, de la Villa?
No obstante, esta historia tendrá su capítulo final mañana, durante el encuentro de Olimpia y Nacional, en el Defensores del Chaco ya que él estará en primera fila como espectador.
«Si gana Olimpia, él es capaz de entrar a la cancha para festejar con los jugadores», refirió Claudia a Noticias Paraguay.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter