Un hombre casi provoca la muerte masiva de recién nacidos al cortar el caño proveedor de oxígeno – con fines de hurto – de la sala neonatal del Hospital General de Luque.

Se trata de Marco Antonio Fernández de 30 años, quien fue descubierto por un médico del Hospital General de Luque, en el momento preciso en que iba a cortar el caño proveedor de oxígeno para los recien nacidos.

El hombre sería un presundo adicto y se intención habría sido extraer el cobre del caño para posteriormente revenderlo, de acuerdo al reporte de ABC TV.

La rapida intervención del médico con ayuda de los padres, evitó que los recien nacidos internados en la sala neonatal se vean afectados por la falta de oxígeno.

Asimismo, los padres e incluso profesionales de la salud del mencionado centro asistencial, casi lincharon al sujeto, quien según los guardias, días atrás ya había robado los caños similares pero de la urgencia.

Fernández, finalmente fue trasladado detenido a la comisaría tercera de Luque y quedó a cargo del fiscal Francisco Torres.

De acuerdo al parte policial, del poder del sujeto se incautaron 10 metros de caño del sistema de oxígeno que fueron hurtados antes de la terapia intensiva y un cuchillo de cocina con el que habría cortado los tubos de cobre.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter