El militar se encimó tres prendas deportivas y ya estaba por retirarse cuando el guardia le pidió que lo acompañe.

Un short de G. 274.900, otro de 288.100 y uno más de G. 389.900, además de un cuchillo de G. 41.900, todo por el valor total de G. 1.249.700 fue lo que pretendía llevar sin pagar el General de División Patricio Luis Cáceres Doldán, de 57 años, de una tienda en un conocido shopping capitalino, situado sobre la avenida Aviadores del Chaco

Christopher Alexander Benítez, empleado del lugar, le pilló con la ropa algo abultada y vicheó los circuitos cerrados, notando que intentó robar las tres prendas deportivas y el cuchillo.

El militar es director de Instituto de Altos Estudios Estratégicos del ministerio de Defensa. Al lugar había ingresado con indumentaria deportiva y para llevarse sin pagar tres shorcitos se encimó uno tras otro, sin contar con la astucia del guardia de seguridad, quien amablemente le invitó a ingresar a una oficina, advirtiéndole que ya sabía lo que tramaba.

Patricio lo acompañó al lugar y accedió a sacarse las ropas que había intentado llevar, mientras el guardia le decía que si pagaba, todo iba a terminar allí. El uniformado tuvo que llamar a un hijo suyo para que vaya a rescatarlo y abone el importe de las prendas y el cuchillo, pero de igual forma la empresa llamó a la policía.

Agentes de la comisaría décima llegaron al lugar y trasladaron hasta la comisaría al alto mando de las Fuerzas Armadas, quien no supo explicar por qué cometió el hecho. «Dijo que horas antes estuvo compartiendo en un encuentro, todo indica que aparentemente estaba bajo los efectos del alcohol, por lo que se ve en el vídeo», expresó el comisario Pedro Bávera a EXTRA.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter