Este jueves, la directora de la Escuela Básica Reino de Suecia de la ciudad de Villa Elisa activó una alerta dentro de la institución luego de que un alumno del 9° grado descubrió que uno de sus compañeros llevó hasta la institución un cuchillo. Los padres del menor aseguran que lo llevó para sacar punta a sus lápices.

La directora de la institución, Josefina Ramírez, relató que cerca de las 10:00 de esta mañana uno de los alumnos fue hasta la dirección para alertar que vio que en la mochila de uno de sus compañeros había un cuchillo y que esto le asustó por lo que decidió comentar a la profesional.

“Recibimos la denuncia del alumno de lo que había dentro de la mochila de su compañero y fuimos hasta el aula confirmamos los que había en el interior, por lo que procedimos a cerrar la sala de clases, pero antes pedimos a los alumnos que salieran”, dijo la directora en entrevista con C9N.

Confirmó que tras la denuncia hecha por el estudiante pidió a todos los alumnos que salgan y que dejen sus pertenencias en el aula, para luego cerrar con llave ese salón hasta que lleguen los padres y la Policía Nacional. “Convocamos a los padres del menor para que retire la mochila de su hijo y le entregamos bajo acta”, aseguró.

Explicó que esta denuncia llegó hasta oídos de los demás padres por lo que llegaron hasta la institución para mantener una reunión y hablar sobre el tema, durante el encuentro llegaron a un acuerdo de que con disponibilidad de fondos del Asociación de Cooperadoras Escolares (ACES) se contratará a un guardia de seguridad privada que controlará el ingreso de los estudiantes.

“Llevó para hacer punta a sus lápices”

Por su parte, los padres del menor que prefirieron guardar su identidad, denunciaron que tanto la directora como los demás padres no los dejaron participar de la reunión y que la intención de ellos era ver a qué acuerdo llegaron, además de explicar como ocurrieron los hechos que llevó a su hijo a llevar el cuchillo.

“Él nos comentó que encontró el cuchillo en un arenal de camino a la escuela y que lo tomó con la intención de sacarle puntas a sus lápices”, confirmó la madre. Resaltó que se trata de un cuchillo viejo de cocina que está todo oxidado y que su hijo no lo llevó con otras intenciones. “No lo trajo de nuestra casa”, señaló en todo momento.

Cabe destacar que el estudiante no amenazó a nadie y que tampoco sacó el arma dentro de la institución. De momento, los portones de la escuela quedarán cerrados luego de que los alumnos ingresen a la institución y el chico seguirá yendo a clases porque es un derecho adquirido. En tanto que, hay un compromiso por parte de los padres a controlar a sus pequeños.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter