La Cámara de Senadores aprobó por unanimidad, en general, el subsidio a las deudas vencidas de los campesinos cuyas propiedades no excedan las hectáreas.

Tras esta definición, los legisladores procedieron a modificar el artículo número 1 en la ley, estableciendo que los campesinos recibirán hasta 25 salarios mínimos como subsidio para saldar sus deudas vencidas.

El artículo 2 establece los beneficios de esta ley no privarán a los beneficiarios del derecho de acceder a nuevos créditos.

Para otorgar el subsidio, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en conjunto con otras organizaciones deberán remitir la lista completa de los beneficiarios, con los detalles de sus deudas correspondientes, al Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República.

Además, el MAG deberá verificar que los que desean acogerse al beneficio sean pequeños productores y que sus deudas contraídas se hayan generado para la inversión productiva.

Tras la aprobación de todos los puntos posteriores, el presidente de la Cámara Alta, Fernando Lugo, procedió a ordenar la remisión del documento para su tratamiento en la Cámara de Diputados.

Los campesinos se encuentran en Asunción desde hace 17 días exigiendo la ayuda del Gobierno. Seguirán en vigilia, ya que aún necesitan la aprobación en la Cámara Baja así como también el acuerdo del Poder Ejecutvo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter