Una mujer embarazada de 7 meses, fue asaltada por dos malvivientes. Aparentemente, la misma habría sufrido de un aborto espontáneo, a causa del susto provocado por los delincuentes.

Los motoasaltantes, identificados como Fredy Ramón Irala de 23 años  y Rodny Alberto Olmedo de 22 años, ambos con orden de captura por robo agravado, fueron detenidos por los agentes de la Policía Nacional.
El atraco había ocurrido el pasado 14 de noviembre en la ciudad de Minga Guazú, Alto Paraná, en donde le robaron un teléfono celular a la víctima. Por el susto, la mujer habría sufrido una crisis y fue derivada hasta un centro asistencial, donde se constató que sufrió un aborto.
La mujer reconoció a uno de los detenidos, pero ambos alegan ser inocentes. El caso está caratulado como robo agravado, pero de confirmarse que el aborto fue causado por el susto recibido, la causa podría configurarse en otro tipo penal.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter