El citado candidato asignó becas a 2 funcionarios públicos de la Municipalidad de Coronel Oviedo, violando abiertamente el Reglamento de Ayudas Económicas aprobada por su propio Ministerio.

En efecto, LILIANA ULDERA BERNAL, es funcionaria contratada  desde el año 2014 y según consta en la planilla de funcionarios municipales, percibe una asignación mensual y cumple labores en la Secretaría de la Mujer Municipal. Por otra parte, PABLO SOLAECHE PINTOS, también funcionario contratado, cumple funciones en la Junta Municipal con el concejal municipal Edgar Bernal desde el año 2017, edil que forma parte del equipo oficialista del ex ministro Soto en la ciudad de Coronel Oviedo.

Estos 2 casos solamente evidencian disparidad en los dichos vertidos en el debate radial caaguaceño por el joven candidato Soto, quien expresó que los funcionarios públicos conforme reglamento tienen vedada la posibilidad de acceder a una ayuda económica, puesto que dichas becas son para quienes no tienen oportunidades económicas para solventar gastos de estudio.

Al respecto, en su artículo 4° del Reglamento de las Ayudas Económicas del año 2017 de la Secretaría Nacional de la Juventud (SNJ) señala claramente en su inciso e) que es condición necesaria para ser postulante no ser funcionario o empleado público, al momento de la postulación, en los entes descentralizados, gobiernos departamentales y MUNICIPALES, la Defensoría del Pueblo, la Contraloría, la Banca Pública o los demás organismos y entidades del Estado.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter