El joven Benjamín Zapag se presentó ante la Fiscalía para declarar sobre lo ocurrido durante la madrugada del 6 de noviembre dentro de la discoteca Morgan. Contó que fue golpeado de manera repentina y no conocía a sus agresores, pero luego identificó quién de los dos detenidos le propinó el brutal golpe.

El lunes por la mañana Benjamin Zapag, prestó su declaración oficial sobre la agresión ocurrida dentro de la discoteca Morgan. De acuerdo al acta de la Fiscalía, el hijo del dirigente deportivo Raúl Zapag contó con detalles lo que sucedió y quiénes fueron los involucrados.
“A las 3:00 ingresé al baño. Cuando iba a salir, una persona con barbita que se encontraba recostada por la pared de la puerta del baño me sale al paso y me grita, a lo que yo le pregunto qué pasa, con la intención de saber por qué me gritó de esa manera, y él me vuelve a gritar; ambos gritos con tono amenazante”, relató sobre cómo se inició el conflicto.

Luego, de manera repentina fue golpeado por otro involucrado. “En ese momento recibí directamente golpes de puño en la cara, de una persona que no era quien me gritó. Los golpes vinieron de costado y a traición. Yo no esperaba esto y tampoco estaba preparado”, detalló.

Siguiendo con su declaración, Zapag hizo énfasis en que no conocía a los agresores y solo los identificó por el color de la remera. Sin embargo, luego sí se enteró de quiénes fueron los dos involucrados.
“Posteriormente, me enteré que la persona que me gritó fue Marcello Giovanni Fretes Laterra y la persona que me pegó fue Héctor Iván Grau Arroyo”, confirmó.

Ante la consulta de si tuvo entredichos o discutió con ellos, recalcó que no les conocía y que estaba compartiendo con sus amigos de colegio en una mesa de la discoteca Morgan.
Volvió a recalcar que la persona “con barbita” solo le gritó, mientras que Grau fue quien lo golpeó. “Nadie me amenazó. Fueron gritos y después ya los golpes a traición”, puntualizó.

Agresores ya están en Tacumbú
Fretes Laterra y Grau Arroyo, ambos jugadores de rugby, ya se encuentran cumpliendo la prisión preventiva en la Penitenciaría de Tacumbú. Los jóvenes se presentaron a declarar luego de estar prófugos durante varios días, por lo cual el juzgado determinó una medida preventiva para ambos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter