Dos ciudadanos de nacionalidad brasileña acusaron a efectivos de la Policía Nacional de haberles arrebatado la suma de USD 500 mil y posteriormente esposarlos para dejarlos frente a un colegio de la capital. El comisario Carlos Benítez, jefe de prevención y seguridad, apuntó que en la denuncia difiere en la descripción de los uniformes que utilizaron los maleantes.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter