El aislamiento social con el cierre temporal de escuelas y eventos deportivos por un máximo de 6 meses plantea el infectólogo Tomás Mateo Balmelli como opción para evitar que se disparen los casos de coronavirus. En Semana Santa no se debe permitir que el virus sea llevado de la Capital al interior, afirmó.

Debido a que se siguen realizando poca cantidad de test de detección de COVID-19 es que no se puede determinar ni la cifra de casos reales ni cuándo se puede llegar al pico de l pandemia en el país.

“El muestreo no es muy representativo. Ahora estamos haciendo la contención y mitigación, el cierre de las fronteras tenemos que seguir por unos tres o seis meses”, afirmó el Doctor Tomás Mateo Balmelli, infectólogo y pediatra en entrevista con Cáritas.

Destacó que nada volverá a ser igual de aquí a seis meses y planteó que por este tiempo se debería considerar el cierre de escuelas y colegios porque lo principal sigue siendo evitar la aglomeración de personas.

También recordó que Asunción y Central son las zonas que más infectados concentra por lo que se debe evitar que el virus sea llevado al interior del país durante la Semana Santa entonces, plantea que la Capital y el departamento sean cerrados ya desde hoy y evitar así la circulación de personas.

“Debemos seguir evitando toda aglomeración, ya sea en instituciones educativas y eventos deportivos. Tenemos que seguir evitando que los estudiantes brasileños entren al país”, agregó.

Con respecto a la actividad laboral, indicó que se puede volver a trabajar desde el 12 de abril pero hay que evitar que la persona s se aglomeren en instituciones educativas y eventos deportivos y todo lo que conlleve la presencia de muchas personas en un mismo lugar.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter