El fiscal de turno Sergio Irán Villalba y funcionarios a su cargo, se constituyeron en la mañana del domingo hasta el hogar de retiro “San Antonio de Padua” del kilómetro 9 Monday de Ciudad del Este, donde están en cuarentena 116 personas en virtud del Decreto Presidencial para prevenir la propagación del COVID-19 y confirmó que todos siguen en el lugar.

El representante del Ministerio Público escuchó las inquietudes y reclamos de los que se encuentran aislados en el sitio, que son estudiantes, empresarios y vacacionistas, entre otros. Todos habían ingresado al país el sábado 28 de marzo desde territorio brasileño, a través del Puente de la Amistad.

Una portavoz del grupo manifestó que en el lugar figuran 16 menores de edad (todos adolescentes) y varios adultos mayores. Afirmó además que las 116 personas se encuentran en el lugar sin las condiciones y precauciones mínimas, que se deben tener en cuenta durante la pandemia por Coronavirus.

La representante de los connacionales solicitó que inmediatamente sean aislados en mejores condiciones, a modo de protegerse unos de otros, considerando que están todos aglomerados en el lugar.

Señalaron que la mayoría no poseen comodidades elementales, como ser ropas limpias y elementos de higiene. Manifestaron que en el lugar solamente cuentan con dos sanitarios para todos ellos y que el predio no está preparado para aglutinar a personas en cuarentena.

Finalmente, en la noche de ayer se les proveyó de elementos de higiene personal a las 116 personas ubicadas en la casa de retiro, como toallas para cada uno, cepillo de dientes, pastas dentales, desodorantes y hasta toallas femeninas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter