Edith Benítez, vecina de la víctima de presunto matricidio en Paraguarí, manifestó que la madre supuestamente recibía constante violencia por parte de sus dos hijas, sin embargo que la mujer nunca se animó a denunciarlas porque no quería que sufran.

De acuerdo a lo que expresó, la víctima fatal siempre se negó a denunciarlas porque decía que son sus hijas y que no les podía hacer eso.

“Nosotros escuchamos ya el final cuando la señora comenzó a gritar a sus hijas, nosotros también le gritamos. ‘Pende tavypamapiko’ dijo la señora y entró en la pieza, ahí una de las hijas le empujo muy fuerte”, relató.

Refirió que casi siempre escuchaban las peleas en la vivienda que compartía la hoy fallecida con sus dos hijas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter