Durante el juicio oral y público realizado en San Pedro, se probó fehacientemente la culpabilidad E. P. B., por abuso sexual de su hija biológica de dos años y siete meses.

El fiscal Alberto Torres argumentó que los elementos presentados demostraron que el hecho fue perpetrado en una chacra de San Pedro, entre ellos, el estudio practicado a la víctima en la cámara gesell.

“Hemos presentado en el juicio oral los dictámenes médicos del forense, además de los estudios de una junta médica. La declaración de la madre también fue importante”, explicó el fiscal Alberto Torres.

La esposa del sujeto fue quien formuló la denuncia en abril del 2016 y finalmente, casi un año después el Tribunal de Sentencia aprobó la condena a 15 años de prisión.

Al concluir el juzgamiento, el individuo fue trasladado a la cárcel regional de San Pedro, donde cumplirá la pena estipulada.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter