El Tribunal de Sentencia integrado por Héctor Escobar, Carlos Hermosilla y Wilfrido Peralta condenó a dos personas al encontrarlos culpables de haber matado a una niña indígena de 12 años.

Norberto Óscar Solís Duarte alias “Kurepa” fue sentenciado a 25 años de cárcel y Lino Gustavo Amarilla Martínez alias “Lino’i” a 22 años de cárcel, al ser encontrados culpables de haber matado a la niña indígena Francisca Araújo Cáceres, de 12 años, el 24 de febrero de 2020 en un patio baldío en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Asunción.

Este caso se inició cuando se descubrió a la menor muerta en un baldío donde estaba cubierta con basura y tenía signos de haber sido ahorcada. La abuela de la niña fue la que reconoció el cuerpo.

Según se supo Francisca era perteneciente a la etnia mbyá guaraní y estaba en situación de calle y fue cuando Lino Amarilla la encontró, según un testigo vio cuando el adulto le invitó cola de zapatero para drogarla, días después el cuerpo sin vida de la pequeña fue encontrado.

Con la declaración de este testigo se logró detener a Amarilla, quien confesó que efectivamente en compañía de Solís, tras drogar a la niña la llevaron al patio baldío donde abusaron sexualmente de ella y luego la mataron.

La fiscalía solicitó la pena de 30 años y 5 años como medida de seguridad para ambos acusados, sin embargo los miembros del Tribunal señalaron que con las penas de 22 y 25 años de cárcel ya era suficiente.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter