Érick Francisco “N”, de 46 años le arrancó la vida a Ingrid, tenía tan solo 25 años de edad. Según declaró el agresor,  actuó celos, “se le metió el diablo” , le arrancó la piel de la cara hasta las rodillas y la tiró a la calle cual desecho, otras partes de su cuerpo terminaron en el drenaje.

Suena increíble pensar que quien algún día te dijo que te amaba pueda hacer esto contigo, pero fue la realidad de Ingrid Escamilla, originaria de Puebla.

Según los reportes, todo ocurrió la noche del pasado sábado, en la alcaldía Gustavo A. Madero, puntualmente en la calle Tamagno #258, en la colonia Vallejo de la GAM.

Lo que en un principio se le reportó a la policía fue una disputa familiar, aunque no existe precisión sobre si los elementos llegaron luego de que los vecinos vieron a Érick salir ensangrentado o por la llamada de su ex esposa, a quién el feminicida avisó de su crimen.

Y es que luego de que el sujeto llamó a Ivone Barragán Chávez, su ex esposa, la mujer llegó al lugar de los hechos y dijo a los uniformados que él “le había hablado por teléfono diciéndole que había matado a su actual pareja”.

Los policías refieren en su reporte: “Nos trasladamos al interior del edificio 5 piso, llegamos al departamento marcado con con el numero 501, donde la puerta está semi abierta y a simple vista notamos que en el suelo había manchas hemáticas y al dar un paso al interior vemos del lado derecho en la sala del departamento a una distancia aproximadamente a 2 metros se encuentra el cuerpo de una mujer en posición cubito dorsal totalmente desollado y una persona del sexo masculino sin camisa está en el costado derecho del cuerpo arrodillado y con un cuchillo en la mano derecha por lo que se le dan comandos verbales en esos momentos deja el cuchillo encima del cuerpo y se aproxima a nosotros,se pone boca abajo donde se le asegura y se leen sus derechos”.

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter