La fiscal comentó que la abuela y el papá de la víctima estaban al tanto del abuso, por lo que fueron imputados.

Un terrible hecho de abuso sexual fue descubierto gracias a la valentía de una niña de 8 años, quien contó a su profesora que su hermano, de 10 años, era víctima de abuso.
La hermana del niño fue quien contó que su hermano sufría de abuso sexual.

Al escuchar el relato, la maestra quedó impactada y fue directamente a denunciar en la fiscalía. Llegaron hasta la institución y llevaron a la criatura a realizar la inspección, donde se constató que efectivamente fue abusado.
Según la investigación, encabezada por la fiscala Mirtha Ortiz, el nene era entregado al presunto abusador, un hombre de 35 años, por su propio padre, y su abuela de 60, a cambio de víveres y dinero.
“En una parte, el niño refiere que el agresor iba y lo retiraba de su domicilio y, cada vez que iba, la persona llevaba víveres y suma de dinero”, dijo la fiscal Ortiz a Monumental 1080 AM. Este terrible hecho ocurrió en Luque.
Por su parte, el papá y la abuela admitieron que recibían ayuda por parte del señor, pero aseguraron que no sabían que el niño era abusado.
El supuesto abusador ya fue detenido el viernes pasado, e imputado por abuso sexual con agravante, en tanto que el papá también quedó preso y está imputado por la complicidad del abuso y por la violación del deber del cuidado.
La abuela aparentemente está prófuga con una orden de detención, según dijo la fiscal.

 

 

 

Fuente:Extra

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter