Nación Media accedió de manera encubierta a varias comunicaciones con la empresa que realizó el traslado del féretro del abatido jefe del EPP hasta la cárcel de mujeres del Buen Pastor, en las que se revelan cómo funcionarios de confianza del Gobierno ordenaron el envío del vehículo y los trámites que se maniobran para el pago del servicio.

Altos funcionarios del Gobierno fueron los que tramitaron el alquiler de la carroza fúne­bre, revelan conversaciones entabladas con la empresa que realizó el traslado del ataúd de Osvaldo Villalba, jefe del grupo criminal auto­denominado Ejército del Pue­blo Paraguayo (EPP), hasta la cárcel de mujeres del Buen Pastor, por imposición de la hermana también integrante de esta guerrilla, Carmen Villalba.

Desmarcarse del escándalo le costará mucho al Gobierno ya que mientras el presidente Mario Abdo Benítez habla de un “error” y trata de carro­ñeros a la prensa que lo cues­tiona por este privilegio sin precedentes a considerados terroristas, aparecen elemen­tos que comprometen seria­mente a leales ubicados en las instituciones que responden directamente al mismo, como es en este caso, el Ministerio de Justicia.

Las conversaciones con la empresa funeraria Organi­zación San Blas que consi­guió nuestro medio de forma reservada asustan por la manera acelerada y brusca que los altos funcionarios de la penitenciaría administrada por el Ministerio de Justicia tramitaron el servicio para cumplir con la exigencia de Carmen Villalba.

Nuestro medio tiene varias conversaciones realizadas de manera encubierta con los empleados afectados al servi­cio de carroza que se ordenó desde el Buen Pastor y que al menos hasta ayer confirma­ban la gestión del cobro con las mismas autoridades del penal de mujeres.

El escándalo, según relató Víctor Aveiro, de la funera­ria mencionada, se inició cuando, “el martes por la tarde llamaron por teléfono acá pidiendo por un vehículo para que se envíe al Buen Pastor. La que llamó se iden­tificó como Marian Vázquez, y yo le dije si deseaba un ser­vicio si cómo quería ella. Me dijo que solo quería un vehí­culo para sacar un féretro del cementerio y para traer al Buen Pastor”.

Precisamente, Marian Váz­quez es la directora del Buen Pastor, destituida junto con el ex ministro de Justicia Édgar Taboada, tras el escándalo por el ingreso del féretro de Villalba a la cárcel de muje­res. Detrás de los mismos, Ana Dina Coronel también fue cesada del cargo de coor­dinadora de Establecimien­tos Penitenciarios de Muje­res del Ministerio de Justicia.

UN RATITO

Enfática, según lo manifes­tado por el funcionario de la empresa funeraria, Vázquez indicó: “Yo lo que estoy nece­sitando es un traslado, una carroza, no un servicio, y nosotros un ratito nomás que­remos usar”, a lo que el encar­gado de la firma de sepelios respondió: “No hay problema, señora, nosotros le podemos alquilar, pero nosotros tene­mos un costo, y me cortó”.

Tras consultas (segura­mente), la persona identifi­cada como Vázquez “volvió a llamar y me dijo que envíe nomás el vehículo, y le dije que nosotros le podemos enviar el vehículo, pero el costo es de G. 350.000 por el trabajo a realizar. Y me dijo: ‘sí, envíen nomás, envíen nomás’, y con el apuro entonces le envié a un compañero con la factura sin el nombre ni el RUC, entonces ahí nomás ya completás. Sole­mos hacer algunas veces así”.

Aveiro explicó que no dimen­sionaron la situación y “así fue como le envié al compañero, para cuando llegó ahí, me dice que se sorprendió por la gente y después ya nos dimos cuenta de lo que estaba pasando, pero ya estábamos ahí. Y así fue, hizo el trabajo el compañero, pero después ya no pudo más contactar con nadie”. Ante la incidentada circunstancia, Aveiro le dijo a su compa­ñero: “Bueno, dejá nomás así y mañana vemos cómo hace­mos, si podemos contactar otra vez con esta persona”.

EL PAGO

Otra funcionaria de la fune­raria que también está en la gestión de cobro por el ser­vicio de carroza fúnebre que llevó el cuerpo del abatido líder del EPP al Buen Pas­tor reconfirmó que hasta la víspera venían mante­niendo comunicación con la ex directora de la cárcel de mujeres.

Vázquez, dicho por la funcio­naria de la empresa de sepe­lios, confirmó que la línea de contacto utilizada corres­ponde a su número, pero que supuestamente ella solo le prestó a quien fuera hasta ayer la coordinadora del Buen Pastor. “Ella me dijo que ese número le corres­pondía a la persona con quien estaba yo hablando hoy a la mañana (por ayer) y me pasó el número de la señora Ana Dina Coronel, que es la coor­dinadora general del Buen Pastor. Prácticamente cuatro intentos tuve hoy en el trans­curso del día”, nos comentó ayer la encargada de la fune­raria, quien subrayó que están realizando los intentos para cobrar por el trabajo reali­zado y que hasta ahora es un clavo para ellos.

FUENTE: LA NACIÓN

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter