José Zaván es el único sobreviviente de una tragedia aérea ocurrida en febrero de 2021. Su proceso de recuperación tiene un lento avance, pero sus familiares reclaman la desidia del gobierno pues han dejado de asistirlo médicamente. Su madre, Blanca Vaccari, afirma que “este gobierno no sé en qué anda; no nos dio ni el saludo. Ellos no se ponen en nuestro zapato”.

El 9 de fobrero de 2021 la vida del joven estudiante José Zaván marcaría un antes y un después. Un avión de la Fuerza Aérea cayó en Luque en una de las tragedias aéreas más recordadas de los últimos tiempos.

Él fue la única persona sobreviviente tras ser rescatada de una caída de la aeronave y posterior incendio. Siete militares perdieron la vida en una tarde de terror en la base aérea del Ñu Guasú. El vuelo había partido de la zona norte del Chaco y traía a José para seguir sus cursos académicos.
A meses de cumplirse 2 años del triste suceso ABC conversó con la madre Blanca Vaccari.
Nos cuenta que afortunadamente su hijo está luchando positivamente pero lamenta el olvido del gobierno y de las Fuerzas Militares para ayudarlo con todo lo que implica los tratamientos médicos.
Duro proceso pero que tiene signos positivos
Vaccari dijo que José sigue en tratamiento. “No paramos, pues se sometió, en el mes de julio, a una cirugía de músculos extensores de la mano derecha, está en rehabilitación en general, considerando que es un paciente neurológico”, indicó.
Son oriundos de la ciudad de Fuerte Olimpo, en el departamento de Alto Paraguay, pero por las circunstancias que se dan actualmente con las consultas médicas y el cuidado en tratamientos, debieron quedarse en una vivienda de Lambaré.
“Es totalmente dependiente de mi cuidado. Siempre está en contacto con sus amigos, tiene una vida social dependiendo de su tratamiento. Le gusta estar en grupo, en compañía, escuchar música y cantar”, añadió la madre.

Gobierno prácticamente ausente en caso Zaván
“Este gobierno no sé en qué anda, no nos dio ni el saludo. Ellos no se ponen en nuestro zapato”, expresó impotente Blanca. Agregó que su tratamiento y proceso es muy largo para llegar a las mejorías.
Afirmó que cubren todos los gastos a puro pulmón. También gracias a la solidaridad de la gente, los amigos y familiares que hacen diversas actividades. José tiene actualmente 20 años de edad y es un luchador.
Explicó que como muchacho responsable retomó sus estudios con un plan de inclusividad en la Universidad Nacional de Asunción (UNA), y que lo hace de acuerdo a su capacidad, entre tratamientos y consultas.
Actualmente sigue la carrera de Ingeniería Agronómica. “Ahora hace el tercer semestre – es una carrera de 9 semestres-, y lo más importante es que recibe mucho apoyo de profesores y compañeros”, destacó la mamá.
Vale resaltar que hay veces en que asiste de manera presencial a clases pero la mayor parte lo hace desde la virtualidad.

Metas y cómo ayudar a José Zaván
Muy optimista, la madre dijo que José siempre pregunta si va a volver a ejecutar la guitarra o la batería, pues es un chico muy activo y con ganas de pelearla día tras día.
Aquellas personas de buen corazón que quieran darle una mano en su recuperación y cubrir algunas de sus necesidades pueden ponerse en contacto para ayudar llamndo al 0984 53 5859

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter