Lugar donde sucedió el hecho. Foto:UH

El hecho ocurrió en la noche del miércoles cuando Juan Daniel Saucedo Aquino, de 18 años, recibió un impacto de bala en la zona del pecho. El joven está internado en el Hospital del Trauma.

Se trata del suboficial primero Alejandro Adalberto Venialgo Bogado (49) quien presta servicios en la Comisaría 50 central de Laurelty, Luque, que funciona dentro del predio de la Jefatura de Policía Central.

Los intervinientes identificaron al policía a través del número de chapa del vehículo de donde se produjo el disparo. El rodado fue vendido varias veces hasta llegar a Venialgo, quien huyó del lugar tras herir al limpiavidrios, que en ese momento no prestaba servicios.

Con el dato aportado por testigos, el tipo de auto, una camioneta Nissan y su placa número ABB 311, se logró identificar a nombre de quién está el rodado, pero ya había sido comercializado en cinco ocasiones, el último resultó ser el oficial de policía.

Al conocerse los datos, fue convocado por sus superiores y confesó haber efectuado un disparo, pero que lo hizo al aire para amedrentar al trabajador informal que presuntamente estaba bajo los efectos del alcohol. Esta versión no condice con lo sucedido, pues la víctima, Juan Daniel Saucedo Aquino (18), recibió el balazo en el abdomen.

Según la versión que recibió la Policía, el policía realizó una ligera aceleración cuando el trabajador informal se le acercaba para intentar limpiarle el parabrisas, hecho que causó la breve discusión que acabó con el disparo a quemarropa.

Otra versión apunta a que el joven golpeó la camioneta con su puño cuando se produjo el aceleramiento. El limpiavidrios estaba bajo los efectos del alcohol, indica el reporte policial.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter