Uno de los presuntos sicarios sospechoso del asesinato del suboficial de la Policía Nacional Secundino Cañiza fue detenido en Pedro Juan Caballero, Amambay.

La Policía Nacional detuvo sobre la calle Ceferino Gaona casi José Santos Lugo, del barrio Santa Teresa de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, a uno de los presuntos sicarios involucrado en el asesinato de Secundino Cañiza, suboficial y jefe de la Subcomisaría 6ª de la Colonia Guavirá, del distrito de Cerro Corá, ocurrido el pasado jueves.

Se trata de Julio César Robles García, de 25 años, cuya detención se dio aproximadamente a las 10:40 de este último sábado, cuando agentes del Departamento de Investigaciones de la Regional Amambay se encontraban realizando trabajos de campo investigativo.

Según el relato policial, los uniformados vieron al joven y se percataron de que sus características físicas coincidían con uno de los sospechosos del atentado del agente de la Policía Nacional, por lo que lo siguieron, informó Marciano Candia, corresponsal de Última Hora.

Robles García estaba saliendo de una vivienda a bordo de una motocicleta de color rojo, en compañía de una joven Pablina Cardozo Ríos, de 21 años, cuando los agentes se acercaron y al pedirle su identificación el sospechoso intentó huir, perdió el control y cayó al suelo.

Pese a los golpes que registró, el presunto sicario se levantó rápidamente e intentó de nuevo huir a pie, por lo que se produjo una persecución y se logró la detención.

Del poder del hombre fue incautado un revolver de la marca Tango, de color gris, calibre 22 milímetros, con 10 cartuchos sin percutir, además de la motocicleta en la que circulaba.

Posterior a su detención, se realizó un allanamiento fiscal policial en su vivienda, ubicada en la calle Tuka, del barrio Jardín Aurora de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, con el fin de incautar evidencias.

De acuerdo con el informe, cuando los agentes se constituyeron en la casa no se encontraba ninguna persona, pero al ingresar fueron incautados un celular, un aparato DVR, una motocicleta sin chapa, una escopeta de procedencia turca y calibre 12 milímetros con la serie borrada.

Asimismo, también se decomisó una camioneta de la marca Chevrolet, modelo S10, con doble cabina y sin asientos traseros; una chapa acrílica, y una vainilla servida de calibre 9 milímetros, que fue enviada al Departamento de Criminalística para determinar su uso en otro hecho punible.

El procedimiento estuvo encabezado por el fiscal Carlos Araújo y personal del Departamento de Investigaciones de la Regional Amambay, en el marco de una orden firmada por el juez Penal de Garantías Álvaro Rojas Almirón.

El suboficial principal de la Policía Nacional Secundino Cañiza fue atacado a balazos el pasado jueves 21 de julio por dos sicarios frente a su vivienda, ubicada sobre la calle Cerro León casi Ytororó del barrio San Blas, en Pedro Juan Caballero.

La víctima del ataque estaba sentada frente a su residencia, cuando repentinamente dos desconocidos encapuchados descendieron de una motocicleta y efectuaron varios disparos contra él y luego se dieron a la fuga.

Los familiares de Cañiza descartaron que la víctima haya recibido amenazas de muerte, mientras que el comisario Javier Flores, director de Investigaciones de Amambay, afirmó que el asesinato del suboficial habría sido por su buen desempeño en la Policía Nacional, ya que estaba al frente de la mencionada subcomisaría.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter