La Cámara de Diputados, pese a la oposición del oficialismo colorado, aprobó la interpelación al presidente del directorio del Instituto de Previsión Social (IPS), Vicente Bataglia, que acumula una serie de críticas a su gestión, que van desde el caso de supuesta mala praxis que afectó a don Ramón Samudio, hasta presuntos negociados en licitaciones. Bataglia se expone al “voto de censura”. Colorados oficialistas alegaron que interpelación es parte de un “oportunismo político” como parte de la campaña electoral.

El presidente del Consejo de Administración del Instituto de Previsión Social (IPS), Vicente Bataglia será interpelado y deberá responder ante la Cámara Baja las duras críticas a su gestión. En las últimas semanas se acumularon cuestionamientos con relación a las series de deficiencias en el servicio de salud, lo cual terminó de estallar con el caso de la presunta amputación errónea de don Ramón Samudio. Tambien deberá responder sobre el informe de la Contraloría por sospechas de negociado en licitación para servicio de limpieza.
Varios legisladores cartistas, liberales y de la multibancada expresaron duras críticas a la gestión de Bataglia y su respaldo al pedido de interpelación, que finalmentes fue aprobada con 43 votos a favor.

La diputada Kattya González (PEN), además de respaldar la interpelación planteó una serie de reformas necesarias en la institución, que según dijo, está “feudalizada” por la ANR, al igual que muchas otras, una práctica que según dijo viene de la época de la dictadura de Alfredo Stroessner.
“El dictador Stroessner para tener contenta a la gente le daba un feudo, a algunos le daba el IBR, el IPS, a otros el tema de empedrados, a otros tierras mal habida y ha feudalizado. La claque de la ANR ha emulado porque le da muy buenos resultados, y hoy todo el mundo sabe que IPS es el feudo de Lilian Samaniego (ANR, oficialista)”, dijo González.
“En las licitaciones, el feudo se quedan con gran parte de la torta, porque ustedes, los que tienen que comprar votos y voluntades hacen licitaciones amañadas para quedarse con el vuelto”, acusó la diputada González, que también disparó contra los consejeros de la previsional.

“Ganan G. 34 millones y son una mierda ambulante, porque no hay otra descripción para esta gente sin compromiso, gente de mierda que no le representa ni al ciudadano ni al asegurado”, dijo, reprochando que los consejeros son “cómplices” de la situación en que se encuentra la institución.
“Consejeros cómplices, porque ‘no saben’ los consejeros que es un feudo. ‘No saben’ que cuando se hace licitación hay negociados. Cuando se hace licitación de limpieza, de compra de aspirina, de call center, se come plata”, insistió González, que también dijo que hay ver urgentemente la situación de “explotación” a la que son sometidos los médicos residentes.
Apuntó que los residentes son obligados a tener guardias de hasta 48 horas corridas y que incluso “se cobra a los residentes G. 1 millón para operar, y ese es el aporte para la corona”.

El diputado Roberto González (ANR, oficialista) fue uno de los que defendió el rechazo a la interpelación, alegando que se busca manipular y aprovechar una “desgracia” como fue el caso de la familia Samudio.
“Qué feliz se ponen algunos oportunistas de que exista una desgracia que se llama don Samudio, y ¿qué hicieron antes de que se produzca la desgracia?”, declaró González, acusando a los que respaldan el pedido de supuestamente buscar rédito político.
“Yo temo a la manipulación de las instituciones en un proceso electoral”, agregó González, quien agregó además que este pedido, lejos de mejorar la situación en la previsional, solo “para el circo es importante y alimentar este show al que estamos acostumbrados”.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter