En conversación con radio 970 AM, el comunicador recordó que hace un año junto a otros bomberos hicieron una inspección del edificio a pedido del propio director Víctor Oti Sánchez. En la conclusión final se determinó la necesidad imperiosa de contar con una unidad de extinción permanente, a fin de actuar en casos de siniestro y otros accidentes dentro del mercado.

“Necesitábamos un reconocimiento por parte del Municipio para instalar la unidad. No pedimos plata. De nuestro cuenta iba a correr ver los equipos y camiones para levantar el cuartel”, recordó el entrevistado. Este pedido nunca fue atendido y según Cuenca, hace poco volvió a conversar con Sánchez del tema y este lo trato de “pesado”.

“En mayo habíamos pedido por lo menos cuatro colchones para cubrir la guardia de los fines de semana, la unidad de Capiatá iba a prestar un carro para empezar. Cuando le solicité me trató de pesado y que no tenía tiempo para ir a comprar. Nosotros insistimos porque la gente del lugar nos pedía”, expresó.

Agregó que en esa época “el director del Abasto estaba más preocupado por juntar integrantes para formar el movimiento de la A (grupo que apoya a Mario Ferreiro) que de la situación del Abasto. Incluso el propio Mario le había llamado la atención por hacer actividades políticas en horario laboral”, mencionó Cuenca.

De acuerdo a las autoridades, unos 350 permisionarios resultaron afectados por el incendio. Sin embargo, el periodista y bombero dijo que ellos contabilizaron cerca de 1.000 comerciantes distribuidos en los salones grandes y pasillos del bloque C. “En el sitio era imposible moverse de la cantidad de gente que había (…) decir que no estaba al tanto de la situación es mentira (por Oti)”, sentenció. Finalmente vaticinó que el sitio puede volver a arder en llamas si no se toman las precauciones necesarias.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter