Videos captados por los alumnos que tomaron el Colegio Ysaty muestran cómo la directora llegó a la madrugada a la sede. Con un martillo intentó romper el candado que bloqueaba el acceso y calificó a los alumnos de ignorantes y los acusó de drogadictos.

En la grabación, los jóvenes le piden que repita la acusación y ante su silencio y retirada, sin mirar atrás, la tacharon de cobarde. Los jóvenes, en contacto con ABC Cardinal, denunciaron el amedrentamiento de parte de la autoridad institucional. Alegaron que entró y le pidió al capataz que empujara todas las sillas sin importar en dónde cayeran. Entonces, los alumnos hicieron una cadena humana. “Nos trató de drogadictos y le escrachamos al salir afuera”, expresó una alumna.

Por su parte, María Amada Apuril, encargada de despacho del Ysaty, esta mañana solicitó la intervención del Ministerio Público y, al ser consultada con respecto a su actuar de la madrugada, respondió: “Yo soy directora, puedo entrar en cualquier momento. Es un bien público y tengo que cuidarlo. Pueden hacer cualquier cosa”.

La toma ya fue levantada esta mañana luego de algunos hechos de violencia ocurridos entre alumnos a favor y en contra de la medida de fuerza. El grupo que impulsó la manifestación se trasladó al Stella Maris para apoyar a sus demás compañeros en lucha.

Los estudiantes solicitan que se invierta más en educación. Los cuatro pedidos principales son: presupuesto para infraestructura y para educación media técnica; plan alimenticio y plan piloto de educación con tablets. El ideal es que un país invierta por lo menos el 7% de su Producto Interno Bruto (PIB) en educación, mientras que Paraguay solo llega al 3,7%.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter