El USDA anunció a través de su página web este domingo que «de acuerdo a unos lineamientos emitidos por la Casa Blanca el 20 de enero de 2017» emitiría una «suspensión de 60 días sobre su autorización final de permitir la importación de limones frescos del noroeste de Argentina hacia Estados Unidos». La medida sólo afecta a las importaciones de limones.

Según explica el organismo, la autorización fue emitida en diciembre 23 de 2016. En un comunicado de ese entonces el USDA anunció que la medida entraría en vigor 30 días después, el 23 de enero de 2017, y detallaba el proceso de verificación de estándares al que Argentina tuvo que someterse durante 10 años.

Con la llegada de Trump a la presidencia, la medida se suspendió.

El ministro de Desarrollo Productivo local de Tucumán, provincia afectada por la medida Juan Luis Fernández , dijo que se trataba de una «medida transitoria normal».

Explicó que esta hace parte de una medida global sobre todos los acuerdos que no hubieran entrado en acción para la fecha de la posesión de Trump y que esto no significa que «lo del limón vaya a retrotraerse, sino que la norma de autorización de la importación de limones del NOA fue publicada el 23 de diciembre y se hacía efectiva el 23 de enero. Ahora se haría efectiva el 25 de marzo. Sólo habrá que esperar y seguir trabajando para que se concrete», dijo el ministro Fernández.

Por su parte, los productores de limón tucumanos se declararon sorprendidos por la suspensión.

“Estamos ofreciendo un producto a un país que compra y vende y que nos dice que tenemos que cumplir determinadas condiciones. Demostramos que cumplimos con las condiciones que ello quieren”, dijo Roberto Sánchez Loria, miembro de la Asociación Tucumana de Citrus.

 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter