La veda pesquera nacional en las modalidades de pesca deportiva, comercial, como así también la utilización de artes de pesca, el transporte y la comercialización de productos regirá desde el 1 de noviembre y se extenderá hasta el 15 de diciembre para las aguas compartidas con Argentina y hasta el 31 de enero del 2023 con Brasil.

En estos plazos, no se podrá pescar en los tramos compartidos de los ríos Paraguay, Paraná, Apa y el Pilcomayo y en el caso de los internos en los ríos, riachos, arroyos o cualquier cuerpo de agua natural, según indicaron desde el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). La información se dio a conocer mediante la Resolución N° 713/2022 que establece este periodo.

El documento autoriza la comercialización de los productos extraídos en tiempo y forma antes del inicio de la veda para que los pescadores puedan agotar stock. “Se establece un periodo de stockamiento para los comerciantes que tienen productos pesqueros, ya sean locales gastronómicos, pescaderías o supermercados, que tienen un plazo desde el 25 al 31 de octubre para hacer su declaración de stock”, mencionó Conrado González, director de Pesca y Acuicultura del Mades.

Refirió que se deberá presentar una declaración jurada a la Dirección de Pesca y Acuicultura o en las oficinas regionales de la institución con la cantidad de piezas con las que cuentan en sus locales respectivos como así también las especies disponibles. “Tendrán un tiempo hasta el 11 de noviembre, pasada esa fecha ya queda prohibida la comercialización de los productos”, manifestó.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter