El profesional del Derecho,  Hugo Florentín, abogado de la Junta Municipal de San José de los Arroyos, sobre la situación expuso sus apreciaciones, indicando: Primeramente corresponde señalar que el inmueble en cuestión es Municipal, es decir, desde el comienzo hasta la fecha es propiedad del Municipio de San José de los Arroyos; lo que ha sido tema de debate judicial es la posesión, no así la propiedad del mismo; es así que en relación a la posesión se han impulsado por un lado la acción civil posesoria y por otro el contencioso administrativo, en este último se ha resuelto anular las resoluciones sobre los arrendamientos concedidos por el municipio, dejando en fojas cero las cuestiones referentes al inmueble en cuestión, a partir de allí el Sr. José Chávez ha quedado totalmente desvinculado del tema, hace más de un año que el mismo ha dejado de poseer el inmueble, entonces el Municipio en uso de sus facultades ha declarado como Bien Público por resoluciones tanto de la Junta como del Municipio Nro. 0539/2021, 1.009/2021 y 075/2021 de fecha 5 de octubre del año 2021, luego de ello ha salido el mandamiento judicial de desahucio en contra del Sr. Hamy Chávez y José Chávez, quienes de hecho ya no tenían nada que ver con la posesión del inmueble, es más el Sr. Hamy Chávez gratuitamente ha sido salpicado por los denunciantes dado que él nunca tuvo que ver con la cuestión. El mandamiento no afecta al Municipio dado que fue dirigido contra los citados precedentemente y de hecho no podría salir en contra del Municipio atendiendo a que no fue parte en el proceso judicial posesorio.

 La Junta Municipal tiene como una de sus funciones defender los intereses de la ciudadanía Sanjosiana, debiendo siempre primar el interés general sobre el particular. En ese sentido, el inmueble siempre fue y sigue siendo propiedad de la Municipalidad, es decir, de todos los Sanjosianos, por lo que la Junta Municipal siempre dentro del marco legal correspondiente defiende actualmente y seguirá defendiendo cualquier otro tema que sea de interés de la comunidad.

Por: Néstor Ojeda M. 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter