“Es cierto que en un primer momento pensé en dejar pasar la ley para evitar crispación social y posibles enfrentamientos violentos, pero al revisar los informes de impacto de esta ley entendí claramente que ponerla en ejecución condenará el futuro económico de nuestro país. Si fuese necesario, prefiero condenar mi futuro político antes que condenar el futuro del Paraguay”, dijo el mandatario en un mensaje al país.

Cartes dijo que los programas de Tekoporá y de Adultos Mayores ascienden a un total de US$ 163 millones, frente al de subsidio a la deuda campesina «que puede pasar los US$ 3.200.000, aproximadamente el 25% del Presupuesto General de la Nación».

“A solo cinco meses de las primeras elecciones, lo más fácil sería hacer lo mismo que ellos, dejar pasar esta ley de condonación, pero mi compromiso es con todos los paraguayos”, acotó.

Afirma que, desde el año pasado, el Gobierno «cumple al pie de la letra con soluciones de fondo con propuestas concretas para rehabilitación financiera y productiva para los productores». Finalmente, dijo que «el Paraguay debe estar por encima de los intereses personales, sectoriales y electorales y es por eso que he decidido vetar esta ley y devolverla al Congreso Nacional».

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter