Los datos se desprenden del informe denominado Inmigración Laboral en América Latina, publicado este año por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El reporte estima que en nuestro país, al año 2013, había 161.000 inmigrantes radicados oficialmente; de esta cifra, al menos 49,1% son varones y 50,9% mujeres.

Se destaca que un 44,9% de los extranjeros radicados en el Paraguay son personas que tienen 10 años o más de estudio, por lo que, no es de extrañar que hasta la mayor parte de estos profesionales ocupen cargos gerenciales o directivos de empresas.

«Esto indica que es bastante generalizada la migración de personas de alto nivel educativo que buscan oportunidades laborales en ocupaciones que requieren elevados niveles de calificación», subraya el informe.

En la distribución de cargos que ocupan los inmigrantes, en primer lugar aparece personal directivo, luego los operadores de máquinas y tercero los técnicos del sector agropecuario, entre los principales.

Un dato que llama la atención es que la mayor parte de estos trabajadores extranjeros de alto nivel son personas que promedian un rango de edad que va de 30 a 50 años.

El estudio indica que los países cuyos inmigrantes tienen mayor nivel de académico son República Dominicana, Costa Rica, Paraguay, Venezuela y Argentina.

De hecho, el informe dice que en Paraguay los inmigrantes altamente calificados tienen en promedio 3,6 años o más de estudio que sus pares nacionales.

La tasa de desempleo de los inmigrantes en Paraguay es de apenas el 3,4%, la segunda más baja después de Bolivia donde el desempleo de este sector de la población se ubica en 1%.

segmento laboral. Del total de los inmigrantes, la mayoría se emplea en el sector de los servicios financieros, bienes raíces y servicios a las empresas. En este sector un 3,8% son hombres y el 4,4% son mujeres.

El segundo segmento que más profesionales extranjeros posee es el vinculado a la agricultura y ganadería, donde también hay una supremacía de la mano de obra femenina con un 5,2% y los varones con 3,4%.

La tercera rama de actividad económica con más presencia extranjera es el sector de las comunicaciones, donde un 3,1% son hombres y 4,1% mujeres. En el único segmento donde hay mayor presencia masculina extranjera es en el sector que agrupa a comercios, restaurantes y hoteles.

«En vista de la estructura educativa y las características de inserción en términos de categorías y grupos de ocupación, no sorprende que, en promedio en varios países como Paraguay, los inmigrantes perciban ingresos laborales más elevados que los nativos», indica Cepal y OIT.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter