Desde hace cuatro años, las comunidades de Tres Cerros y Cerro Morado, ubicado en el distrito de San Lazaro, distante a 180 kilómetros de Concepción, clamaban por la llegada del servicio de agua corriente a la zona, ya que durante años solo accedían al agua del río Paraguay sin ningún tipo de tratamiento para su consumo.
Tras muchas protestas de los pobladores, finalmente se realizó la conexión de 17 kilómetros de cañerías desde la zona de Vallemí hasta las mencionadas comunidades. Todo estaba listo, incluso las instalaciones en cada casa.
Lo que nadie se esperaba era de que en la primera prueba del servicio, la estructura que soportaba un tanque de 20.000 litros de agua colapsaría en el centro de distribución que iba suministrar del vital líquido a 237 familias de ambas comunidades.
Los pobladores denuncian la pésima calidad de los materiales utilizados para la estructura que debía soportar el peso del tanque. En el lugar también se debía habilitar un resorvorio con capacidad para albergar 50.000 litros de agua, reportó el corresponsal de Noticias Paraguay, Justiniano Riveros.
Esta situación hace que los pobladores deban aguardar aún más para contar con un servicio tan básico.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter