La mujer a quien habían vaciado su tarjeta de débito (25 millones de guaraníes), Mabel Olmedo, llegó a un acuerdo con la pareja de estafadores (Sergio Lugo y Fabiola Franco Bogarín ) quienes admitieron el delito y devolvieron el dinero estafado.

“Devolvieron el dinero y retiré la querella. Eso no quita que yo siga pensando que cometieron estafa, porque nadie devuelve un dinero que ganó de forma lícita”, expresó Olmedo a la 730 AM.

Todo el proceso de la estafa en cuestión, tuvo como base (aparte del robo de la tarjeta y del PIN) la cédula de identidad robada a un joven, Antonio Fariña.

El documento sustraído, se utilizó, conforme la denuncia, para una venta fraudulenta de un vehículo, en el año 2018, por parte de la pareja Lugo-Franco. Y en enero de este 2022, en la venta de un vehículo alquilado que los mismos habrían vendido a un incauto ciudadano, y que luego este tuvo que devolverlo, a raíz de la denuncia del dueño original.

La arista dramática del caso, al decir de Fariña (quien sufrió el robo de su cédula) es que el mismo ahora sigue con prisión domiciliaria a pesar del arreglo entre Mabel Olmedo y sus estafadores.

“Tengo una esposa y una hija de un año a quienes mantener, yo pido que me den libertad ambulatoria para trabajar y segur el proceso que se que voy a superar porque no cometí ningún delito”. recalcó Fariña.

Mientras tanto las reacciones en diversos ámbitos, concuerdan en que es una injusticia que alguien que fue victima de robo de su cédula, siga pegada al caso que ahora ya está finiquitado entre victima y victimario.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter