El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, reiteró este jueves que el país está atravesando el peor momento de la pandemia del COVID-19 e instó a la ciudadanía a no bajar la guardia con los cuidados como el lavado de manos, uso de tapabocas y mantener el distanciamiento físico.

“Estamos atravesando la parte más difícil de la epidemia, entonces quiero renovar nuestro pedido por todo ese ejército de blanco, que sigamos cooperando, usemos las mascarillas, lavémonos las manos y mantengamos distancia”, dijo el ministro a los medios de prensa.

Sostuvo que si una persona tiene síntomas de cuadros respiratorios, no debe acudir a su lugar de trabajo y no visitar a los familiares a fin de no exponer a otras personas a un contagio con el COVID-19. Pidió también hacerse la prueba en caso de tener alguna afección y aislarse mientras tenga el resultado.

Mazzoleni indicó que el Estado tiene una deuda importante con el sistema sanitario, pero que se están haciendo obras para paliar las necesidades, sobre todo en infraestructura y recursos humanos, como en el departamento de Presidentes Hayes y todo el Chaco paraguayo.

“Hay unas remodelaciones importantes que se han hecho. Estamos interviniendo en Falcón, tanto en el centro de salud como en el área de frontera. Intervenimos también en Benjamín Aceval con equipamientos y algunas refacciones. Hemos contratado a 290 personas, 18 son promotores indígenas y estamos haciendo a lo largo de todo el Chaco”, agregó el titular de la cartera sanitaria.

El ministro de Salud estuvo este jueves con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en la ciudad de Villa Hayes, departamento de Presidente Hayes, en la inauguración del Hospital Regional y la residencia universitaria departamental Profesor César Ángel Argüello, en la misma comunidad.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter