El evento se realizó en un centro de actividades de la ciudad de Areguá el domingo 5 de marzo. Según el Código Penal, los jóvenes, de confirmarse el hecho, se exponen de 4 a 8 años de cárcel, pero la fiscala Mirtha Ortiz manifestó que solicitará la pena máxima al juez que atienda la causa, debido a que el caso está tipificado como crimen.

Según la información que maneja la directora de la Niñez y Adolescencia del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Sonia Escauriza, el caso se dio en la madrugada del domingo, cuando se escuchó los gritos de un joven. El pedido de auxilio provenía de uno de los baños del lugar donde estaban los estudiantes, según remarcó Escauriza.

Los supuestos victimarios son dos jóvenes de 17 años de edad, que ya fueron imputados por la fiscala del caso por acoso sexual y violación. De acuerdo con los detalles del caso, el hecho se habría dado cuando la víctima fue a uno de los baños en horas de la madrugada, ocasión en la que supuestamente fue violentado por sus compañeros.

Dentro del plan estuvo pautado que los estudiantes pasarían la noche en el sitio mencionado y que al día siguiente irían a festejar el UPD, pero por la denuncia los padres decidieron intervenir.

Los dos jóvenes denunciados podrían ser derivados al Centro Educativo de Itauguá para seguir el proceso judicial.

Según los detalles, los padres responsables de los menores en la actividad fueron hasta la comisaría de Areguá para formular la denuncia. En el acta dejaron constancia de lo que tuvieron conocimiento para que las autoridades puedan iniciar el proceso de investigación.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter