Fátima Gill, funcionaria de la Cámara de Senadores, denunció a efectivos de la Comisaría 22 de Loma Pytâ por una brutal agresión contra su persona. La misma presenta lesiones en varias partes del cuerpo.

De acuerdo a su relato, el viernes pasado fue apresada de manera injusta durante varias horas por orden de Daysi Ramírez, actual pareja de su exesposo, cuya hermana trabaja en la Policía Nacional y quien habría recurrido a sus contactos para ordenar su detención.

Durante las horas en que estuvo privada de su libertad, los uniformados la golpearon y le derramaron agua, además de haberle sustraído sus pertenencias, mencionó durante la entrevista con los medios.

Entre los objetos que le habrían robado los efectivos policiales se encuentran un teléfono celular modelo iPhone y la suma de G 1.500.000 en efectivo, además de una pulsera.

El comisario dice que todo es mentira, me trató como una bandida”, expresó Gill, quien comentó que el problema se originó luego de un incidente con la actual pareja de su exmarido, a quien acusó de haberla atacado previamente.

Según mencionó la denunciante, Daysi Ramírez no tiene rastros de agresión alguna en su cuerpo, por lo que su versión de que fue ella la atacada carecería de validez y sustento.

Fátima Gill sufrió lesiones en la cabeza, los brazos y las muñecas, además del cuello y la zona del abdomen, según el parte médico tras la inspección en el Hospital Distrital de Mariano Roque Alonso.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter