En un acto de protesta contra la comercialización del deporte, dos equipos jugaron un partido de fútbol completamente desnudos. El organizador dijo que la protesta es para recuperar la “autenticidad” en el fútbol.

Dos equipos de fútbol en la ciudad de Oer-Erkenschwick en Renania del Norte-Westfalia, Alemania, jugaron un partido el domingo completamente desnudos, como parte de una protesta contra el creciente papel del dinero en el fútbol.

El juego fue organizado por el artista Gerrit Starczewski en el estadio Stimberg, en el extremo norte de la zona industrial de la Cuenca del Ruhr.

“El sistema de fútbol está enfermo, por eso todos nos desnudamos”, dijo el artista de 34 años.

“Todo el mundo quiere tener autenticidad. Pero creo que uno es particularmente auténtico si prescinde de todas las demás cosas, realmente todo lo superfluo, desde los carteles publicitarios hasta la ropa”, dijo Starczewski a la revista deportiva 11Freunde antes del partido.

Los jugadores solo usaban zapatos y calcetines de fútbol, ​​con los colores de los calcetines separados por equipo para diferenciar quién jugaba para quién. Los números de los jugadores estaban pintados a mano en la espalda.

La crítica de Starczewski denunció lo que muchos ven como un problema creciente: la  comercialización del fútbol mundial. También se produce semanas después de que los fiscales suizos iniciaran una investigación penal contra el director del organismo rector del fútbol (FIFA) por presunta corrupción “desenfrenada, sistémica y profundamente arraigada”.

Pero el artista también quiso dar un golpe a la superficialidad del deporte. “También quiero dar un ejemplo de diversidad y naturalidad y contra la dependencia e influencia de las redes sociales y los falsos ideales de belleza”, dijo Starczewski.

La autenticidad corporal es algo que está ausente en el fútbol moderno y que se refleja en cómo el deporte vende un cierto tipo de imagen corporal. “Todo tiene que ser perfecto allí también, y al final se trata de comercialización”, agregó Starczewski.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter