El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, reconoció este martes la situación de inseguridad en el país y dijo que el comandante de la Policía Nacional, Luis Ignacio Arias Navarro, ya dispuso mayor presencia policial en las calles.

Las declaraciones del ministro Arnaldo Giuzzio se dieron tras la ceremonia de imposición de presilla y entrega del bastón de mando al comandante de la Policía Nacional, Luis Ignacio Arias Navarro, quien se encontraba como interino, como así también a otros comisarios.

Giuzzio dijo que el problema de la inseguridad no es solo de la Policía Nacional y que debe involucrar a todos, como autoridades locales y ciudadanía, por lo que desde la institución establecieron una línea operativa para establecer concejos de seguridad ciudadana y cuyo programa ya inició en Concepción.

Asimismo, fue consultado sobre si existe un cambio en las políticas públicas ante la falta de resultados, tras un caso reciente en la ciudad de Areguá, en el que un grupo de vecinos hizo justicia por mano propia y asesinó a un joven de 15 años, quien habría cometido un asalto.

El ministro respondió que la operatividad se encuentra a cargo del comandante de la Policía Nacional y que no existe un cambio en las políticas públicas.

Entre otras cosas, sobre la situación de inseguridad y aumento del microtráfico, el secretario de Estado mencionó que la pandemia dejó sus efectos económicos y que esto a su vez aumenta el tráfico al menudeo, generando más consumo.

En ese sentido, afirmó que se está trabajando en un frente conjunto con la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y la Fiscalía para realizar más allanamientos.

 

No obstante, reconoció que la cantidad de fiscales no es suficiente, por lo que se pidió a la Corte Suprema de Justicia que autorice que asistentes fiscales puedan participar de las operaciones.

También indicó que la detención y rápida liberación de la Justicia de personas se está notando aún más y que actualmente se tienen 300 personas detenidas en calabozos, pero que no es recomendable desde el punto de vista de seguridad.

El comandante de la Policía Nacional, Luis Ignacio Arias Navarro, ascendido a comisario general, también señaló que no se puede desconocer la sensación de inseguridad en la sociedad, pero que están trabajando incansablemente.

El comisario recordó al suboficial Edelio Morínigo durante su discurso, como también a los demás secuestrados en manos de grupos armados y aseguró no escatimar esfuerzos para recuperarlos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter