Gran cantidad de armas de fuego de grueso calibre y municiones fueron hallados en el domicilio de un hombre que en 1998 mató a su hija y luego hirió a su esposa e hijo. El mismo ya cumplió una condena y quedó libre, pero sus vecinos temen por sus vidas, ya que sale a la calle con armas de fuego en mano. Cuenta con carné de Dimabel.

 

El Departamento de Investigación de Delitos de la Policía Nacional realizó este jueves por la mañana un allanamiento en el domicilio de Carlos Colmán Arce , en el barrio Ciudad Nueva de Asunción, donde encontró un arsenal. A raíz de denuncias recibidas por parte de vecinos de Colmán acerca de que el hombre sale a la calle con armas de fuego en mano y apunta a las casas e incluso amenaza a las personas, se realizó un allanamiento en el domicilio ubicado en el barrio Ciudad Nueva de la capital.
Los intervinientes encontraron gran cantidad de armas de fuego y municiones, entre ellas dos escopetas calibre 12 y rifles calibre 22; pistola y rifle de aire comprimido, un revólver calibre 38, una pistola calibre 9 milímetros, un fusil calibre 5-56, además de cartuchos pertenecientes a las mencionadas armas.
“Todas estas armas presentan su carné de tenencia correspondiente, al día, con vencimiento en el año 2024, a nombre del dueño de la casa allanada, Carlos Colmán Arce”, manifestó el comisario Hugo Díaz.

“Salí a matar una rata”
Por su parte, el dueño de las armas y del domicilio allanado no niega haber salido a la calle con un arma en mano.
Colmán asegura que todos los documentos están en orden, que las armas son para defenderse ante la inseguridad y tras acusaciones de vecinos de haber sido visto en la calle con un arma y apuntando a las casas dijo que sólo era un rifle de aire comprimido.
Explicó que el objetivo de su salida a la calle, frente a su casa, con un arma en mano fue sólo “matar una rata”.

¿Quién es Carlos Colmán Arce?
Carlos Colmán Arce degolló a su hija de tres años, dejó tetrapléjica a su esposa e hirió en el cuello a su hijo de nueve años en 1998. Fue condenado a 20 años de prisión, de los cuales pagó 15 años para luego quedar en libertad. Actualmente, vive en el barrio Ciudad Nueva, de Asunción, con su madre y una cuidadora.
Vecinos de la zona denunciaron que viven en constante zozobra, ya que el hombre sale a la calle con armas de fuego en mano y apunta a las casas o personas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter