El cuerpo sin vida de un hombre que fue reportado como desaparecido fue encontrado este miércoles en aguas del subembalse del arroyo Quiteria, de la ciudad de Encarnación, Departamento de Itapúa.

Se trata de Carlos Vargas López, de 66 años, cuya desaparición fue reportado por sus familiares este martes en la Comisaría 106ª, del barrio San Pedro, por la hija de la víctima Andrea Vargas.

La mujer manifestó que su padre salió de su vivienda a bordo de un automóvil de la marca Toyota, modelo Funcargo, color negro, llevando a la misma y a su madre Norma Velozo a sus lugares de trabajo y ya no regresó a su vivienda, ubicada en el barrio San Pedro, de Encarnación.

En el transcurso de la mañana de este miércoles, personal de la Marina halló el cuerpo sin vida del hombre en aguas del sub embalse arroyo Quiteria, a unos 20 metros de costa, y en las cercanías estaba su vehículo.

Además de la Prefectura Naval de Itapúa, intervinieron personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Encarnación, de la Policía Nacional, la comitiva del Ministerio Público y el médico forense doctor Aldo Von Knobloch, quien examinó el cuerpo, diagnosticando como probable causa de la muerte asfixia por sumersión.

El profesional médico destacó que el cuerpo no presenta lesiones que sugieran violencia o causadas por otras personas, y que llevaría 24 horas de fallecido. Lo llamativo del caso es que encontraron que el hombre tenía atada una piedra voluminosa con un alambre a nivel de la muñeca, lado izquierda.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter